martes, 3 de enero de 2012

Salir

Afuera hace demasiado frio, un frio afilado y peligroso, salir daría comienzo a una noche interminable, una noche que no se acabaría hasta encontrar el fin de mis fuerzas, hasta no poder moverme.
El abrigo de la cama es un imán para mi cuerpo, pero siento que es el último fin de semana de mi vida; es mi despedida… es tu despedida.
No puedo dormirme, tengo la mente inquieta, vos lo sabes…, yo lo sé…, la noche me está hablando al oído, me pide que salga a contárselo, quiere que le grite anunciando la inevitable soledad… la inevitable ausencia.
Quiero salir, salir a buscar la situación, salir a buscar una descarga, salir para no volver más, salir a desvanecerme en medio de la noche, fundirme entre la oscuridad y el frío, quiero que el mundo se entere de mi odio a mi vida, quiero maltratar mi cuerpo, romperlo, destruirlo para que mi alma pueda irse volando.
Tu silencio no me calma, solo sirve para alimentar la idea de destino injusto, tu silencio solo me hace una pregunta sin respuesta una y otra vez… Por qué? Por qué? Por qué?
No quiero quedarme sin vos, no puedo… voy a salir…
Me quedo junto a la puerta 5 segundos en silencio, mirándote a los ojos y pensando… Por favor… pedime que me quede con vos… doy media vuelta y salgo.

2 comentarios:

Rayuela dijo...

cambio de estilo?

DELIRICOM dijo...

solo un ratito ;) jajjajajajaja