jueves, 9 de abril de 2009

El indio John en la aventura del Mono de Jade – Capitulo uno

Aquel sábado triste y gris de abril era el indicado; todo estaba saliendo de maravilla, Ricky estaba vomitando a lo pavote; yo tenia en mi poder el mono de jade y el pica-hielo; era la primer luna llena de otoño; había desayunado vodka con algunos embutidos y queso parmesano, fue lo único que tuve en el estomago todo el día; ya casi era la hora de partir y marito no llegaba a tiempo. Mire repentinamente hacia un viejo vino que mi padre almacenaba hace años, mire el minutero, volví la vista hacia el vino, y me dije a mi mismo: “y bue…, no dejes pa mañana lo que puedes escabiar hoy…”, ahí nomás lo descorche y con el pica-hielo rompí una cubetera para sacar 2 o 3 cubitos.
Estaba degustando esa exquisitez hecha vino, cuando se hizo la hora, pegue un fondo blanco pa tomar coraje, me levante de la mecedora, tome la mochila con todo lo necesario (también guarde el vinito) y partí solo, bah cuando salí me lo encontré a Marito, estaba vestido de mujer. Paralizado del asombro le pregunte por que estaba vestido así, y el me contesto con una picara sonrisa que le ilumino el rostro de oreja a oreja: “es una larga historia, larga, larga…”- pego una gran carcajada y agrego: “vamos, vamos que llegamos tarde…”, nos subimos al citroen (el ranita) y nos encaminamos.
Ya era casi la media noche cuando llegamos, las penumbras, sombras, el viento y los ruidos de animales salvajes daban un aspecto lúgubre al escenario; nunca creí que las catonas (allá en Paso del King´s city) se vería así de noche; apuramos el paso, ya sea por miedito o por lo ajustados de tiempo que estábamos, faltaban exactamente 15 minutos para las 0hs; Marito trastabillaba y tropezaba, el pobre no estaba acostumbrado al taco aguja, o al menos eso quería aparentar, pero esa noche me dio todos los indicios para que yo llegara a creer que él era un travesaño, a mi mejor amigo le gustaba el chorizo!!! A mi amigo de toda la vida, ese con el que compartí juegos, con el que compartí épocas de boliche, ahora me comenzaba a cerrar todo, por eso se quedaba en la barra sentado toda la noche conversando con el barman, la pucha!!!; pero bue, esa es otra historia; llegamos como pudimos, estábamos al pie del viejo ombú, solo debíamos llegar a la copa, no para tirarnos suavemente en las hojas sino para que la luz de la luna pueda reflejarse en los ojos del mono de jade exactamente a la medianoche, trepamos ese tronco como endemoniados, 23:59 tenia al mono en mis manos mirando la luna; Marito le estaba entrando al vinito que me saco de la mochila comenzó a entonar eufóricamente “Living la vida loca” de Ricky Martin, yo ya no sabia como mirarlo, como al amigo y hermano de toda mi vida o como a Bernardo Neustad cuando se le escapo el huevo (con desprecio y asco).
Se dieron las 0 hs., la luna lo ilumino todo; los ojitos del mono reflejaron dos rayos que se dirigían lentamente al norte; y que llegaron hasta un cartel que estaba atado a un palo de luz a una cuadra del viejo ombú; bajamos como si tuviéramos un cartucho de dinamita relleno de pólvora china microdestilada con jugo de mandarina del norte de Okinawa; corrimos como si le hubiésemos visto el culo al mismísimo diablo; llegamos.
El cartel era una chapa, algo oxidada, atada con alambre al poste de madera, por un momento pensé que Ignacio Copani tenia algo que ver; letras algo desprolijas y pintadas a mano, con una brochita, anunciaban lo que andábamos buscando, aquello con lo que soñamos desde nuestra inocente pero inquieta pubertad, la leyenda que escuchamos de muchas bocas secas y sedientas, esas letras de color verde polilla afgana nos daban a conocer la ubicación exacta de nuestro tesoro; nos comunicaba que estaba a 50 mts a la derecha; mi corazón se acelero, mis manos, pies y rodillas transpiraban a borbotones, le pedí el vinito a Marito y me hice un fondo blanco pal coraje y me encamine, llegamos a un portón de alambre y hierro; golpeamos las manos lo mas fuerte que pudimos, desde adentro de la erosionada casa se asomo un muchacho petison, medio rellenito, con barba de unos 4 días, todo despeinado y con un palillo (escarba-dientes) en la comisura derecha de su boca, nos miro esperando que habláramos; dejé de lado toda la emoción que me abrazaba y con voz esperanzada le pregunte: “Acá venden los Special Rolits?...”, el tipo me miró y me contestó: “Queré pa tinto o pa chardonay?...”, fue instantáneo, me largue a llorar como una magdalena, estaba mas feliz que Félix o que Fénix, o los dos juntos; Marito se desmayo, cayo de espaldas, el revoltijo de emoción, alegría, codicia, gula y ganas de comer asado era tal que daba asco; pero no eran los Rolitos (Special Rolits: Rolitos que se derriten luego de 5 hs sumergidos en bebidas alcohólicas de hasta 14º) lo que iba a buscar hasta ahí.

8 comentarios:

DELIRICOM dijo...

Quiero agradercer la participación especial de mi sobrina Daiana en la escritura de este cuento.
Espero que les guste.

Rayuela dijo...

Capítulo Uno???? Eso significa que van por másssssssssssssss????!!!!!!!!!
Y todo será en la misma location de Paso del King's City?
Qué es lo que buscan?
Qué indican los ojos del Mono de Jade?
Quiero saberrrrrrrrrrrr!!!!!
Y Marito? Creo que a ese lo ví en una película de Almodóvar...es uno/a que dice..."pues que me bajé del camión y me hice puta."(perdón por la palabra, maestro!)
Juajauajuajuajuaaaaaaaaa!!!!!!!!!
Buenísimo!
Y felicitaciones a Daianita (cuántos añitos tiene la escritora?)Aplausos parra la sobrina!!!!!!!!

Mil Specials Besis!

FotosdeUltramar dijo...

aa viene con sobrina incluido..
todo bien?

Rolalola dijo...

Juajujaujuajujaujuua!!!
Que guacho, no podés dejarnos con la intrigaaaaaaa!!!!! A mi también me sonó muy Almodóvar; esto del mono de jade da para un film, no te parece?
El mejor Leo, la dupla con tu prima es mortal!

BEso enorme!!

DELIRICOM dijo...

COMO PRIMA ROLA???? NO SABES LO QUE ES UNA SOBRINA???? DAME LAS DROGAS ROLA, DAME LAS DROGAS!!!! JAJAJAJAJAJA

Andrea Barbieri dijo...

hola!! muy interesante jeje, el mono de jade y el picahielo me suenan de los simpsons jajaja!!

Aprovecho para invitarlo a que pase por mi humilde blog jeje!!
Saludos!!

DELIRICOM dijo...

JAJAJAJA, TAL CUAL ANDRE, EN UN CAPITULO LO DICE EL SEÑOR BURNS, JAJAJAJA MUY ATENTA, ES UN INTERTEXTO QUE ESTABA PASANDO DESAPERCIBIDO

Andrea Barbieri dijo...

si si!! era una mision para homero, pero despues smithers le dice que ya lo habian conseguido jejee!
Igual te digo, esta muuuuy serio mi blog porque es para la facu jajajaaj!
Cuando termine el cuatrimestre le pongo mas onda jajaa!